HDD o SSD: qué disco duro elegir para tu ordenador

Los discos duros HDD o SSD son las dos opciones que tienes a tu alcance. Te ofrecen diferentes prestaciones y posibilidades que debes conocer para elegir el más adecuado. Pese a que cumplen la misma función, no cuentan con las mismas características.

Pero HDD o SSD, ¿cuál es mejor? A continuación, te explicamos sus principales diferencias. Solo así podrás decidirte entre uno u otro.

Diferencias entre discos duros HDD y SSD

Dada la importancia de este componente informático, conviene dedicar un tiempo a conocerlo. El disco duro HDD es el más usual, mientras que el SSD o unidad de estado sólido ha empezado a despuntar en los últimos años. Ambos te permiten almacenar grandes cantidades de información, pero no son iguales, ya que difieren bastante en rendimiento, capacidad y consumo.

El funcionamiento

Un disco duro SSD consta de una memoria flash sólida con microchips en los que se almacenan los datos. No posee partes móviles, no usa cabezales para grabar la información y no es volátil. Por su parte, el disco duro HDD dispone de placas magnéticas que giran a altas velocidades. Además, emplea el magnetismo para guardar cualquier dato.

La capacidad y transferencia de datos

Los discos HDD cuentan una mayor capacidad, que oscila en la actualidad entre 1 y 10 terabytes. Esta es una cantidad más que aceptable, en especial en un mundo donde los programas ocupan decenas de gigas. Los discos SSD salen perdiendo al ofrecer entre 256 gigabytes a 4 terabytes. Eso sí, cabe la posibilidad de combinar ambos tipos y dedicarlos a almacenamientos específicos.

La transferencia de datos es otra característica en la que los dos discos duros se diferencian. Los SSD, pese a tener menor capacidad, son más rápidos (entre 200 y 500 megabytes por segundo), mientras que los discos HDD funcionan entre los 50 y los 150 megabytes por segundo. Esta es la razón por la que se suelen utilizar los sólidos para almacenar programas importantes que necesites un arranque rápido.

El coste y el consumo

El coste es uno de los factores que más interés despiertan, y no es para menos. Los SSD son más caros que los HDD, ya que la tecnología de estos últimos se conoce a fondo y se lleva aplicando desde los 60. Las diferencias entre ambos también se notan en el consumo, pues los sólidos necesitan menos energía para funcionar que los magnéticos.

¿Qué opción te conviene más?

Para empezar, la elección no es excluyente, es decir, puedes emplear los dos tipos a la vez sin mayores problemas. Sin embargo, si quieres decantarte por uno de ellos, has de valorar tus necesidades y objetivos.

Si vas a descargar grandes volúmenes de información que no necesitas recuperar a gran velocidad, el HDD es el más adecuado. Te ofrece un espacio más que de sobra, en especial si tu presupuesto no es alto.

En cambio, si quieres un ordenador rápido y el dinero no es problema, los SSD son la mejor opción. Los editores de vídeo o imágenes suelen optar por este modelo dados sus tiempos de transferencia, pues necesitan una buena velocidad para que los procesos de carga no se eternicen. También son interesantes para el almacenaje de videojuegos o el sistema operativo del PC.

No obstante, lo recomendable es combinar sus características. Al fin y al cabo, salvo que des a tu ordenador un uso muy específico, no hay razones para emplear uno u otro en exclusividad. Así, aprovechas las ventajas de ambos en el día a día.

Elegir entre HDD o SSD es más simple de lo que parece. Ambos cuentan con buenas características, por lo que están presentes en la mayoría de ordenadores. Con ellos almacenarás todos los datos que necesites, desde películas a programas o herramientas de desarrollo de software.

Samuel Soler

Samuel Soler

Fundador de katekismo.com. Periodista. Al tanto de todas las novedades, noticias e informaciones que facilite la tarea a los amantes de la tecnología.

Artículos: 477

Quiero recibir las últimas noticias de Katekismo

Introduce tu dirección de correo electrónico para suscribirte a nuestro boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *