como diseñar cajas de carton

Cómo hacer cajas de cartón a medida paso a paso

Tanto para mudanzas como para entregar productos o hacer obsequios las cajas de cartón siguen siendo una excelente alternativa.

Muchas son las empresas que deciden hacer regalos o enviar obsequios a sus clientes en este tipo de embalajes, aunque pueden tener muchas utilidades. Incluso como elementos de decoración. A continuación, hablaremos de los pasos a seguir para hacer cajas a medida de cartón.

Los distintos tipos de cajas de cartón y cómo hacerlos

Como sabemos, las cajas de cartón acompañan los distintos momentos de la vida y permiten trasladar distintos tipos de productos. Dependiendo del tipo de mercancía que se coloque dentro es posible elegir entre diferentes tipos de cajas que mejor se adapten a cada caso. Por eso, a continuación, hablaremos de los principales tipos de cajas de cartón y cómo hacerlos.

Las cajas de cartón rectangular

Uno de los tipos de cajas más comunes es la caja de cartón rectangular. Es la que se suele emplear para mudanzas y para el traslado de distintos tipos de productos y mercancías. Los materiales necesarios para hacer esta caja a medida son: cartón grande, papel, pegamento, rotuladores, tijeras y lápiz.

A la hora de encarar el proceso, es necesario crear el modelo de la caja que se quiere desarrollar. Se recortarán piezas de cartón de diferentes tamaños para la caja, donde el tamaño más grande es el que se utilizará para la tapa. Tras cortar el cartón hay que dibujar dos líneas de al menos 2 centímetros de espesor a cada lado y recortar los cuadrados en las esquinas.

El paso a continuación es doblar el material de acuerdo a las líneas que se han dibujado anteriormente. Después, se pegarán las 4 pestañas hacia adentro, pegando las más grandes sobre ellas. El siguiente paso, en caso de considerarlo necesario, será decorar la caja de acuerdo a lo que se quiera hacer con ella y al uso que se le vaya a dar.

Las cajas de cartón corrugado

En segundo lugar, queremos hablar de las cajas de cartón corrugado. Se emplea especialmente para embalar, pero también se puede utilizar como una de las mejores alternativas para hacer obsequios. Para poder hacer esta caja se necesitará cartón corrugado de doble cara, papel corrugado de colores, pegamento, lápiz, tijera y cúter, regla y papel para decorar en caso de considerarlo necesario.

En este sentido, el primer paso es dibujar y recortar dos formas que se le quiera dar a la caja. Una será un poco más grande que la otra, debido a que es la que se encargará de ser la tapa. Luego, se tomarán las figuras y se las colocará sobre el cartón corrugado. Se marcará y se recortará el cartón con la forma elegida utilizando un cúter.

El siguiente paso es tomar una hoja de papel corrugado y hacer una tira larga de al menos 6 centímetros de alto que se tendrá que marcar en el lado que no esté corrugado. La tira se recortará y deberá tener el largo del pliegue del papel para luego hacer una segunda tira más corta. Se formará la caja tomando la figura de cartón más pequeña y poniendo pegamento en su contorno, procediendo posteriormente a colocar la tira más grande en su alrededor. La tapa se hará siguiendo los mismos pasos, pero pegando el cartón debajo.