tips fotografia gastronomica
0
Compartir

El mundo de la fotografía tiene múltiples escenarios. No es lo mismo tomar fotos de paisaje que realizar una fotografía a un producto. Por eso hemos recopilado información de fotógrafos expertos para transmitir cómo tomar fotos de alimentos con resultados excelentes.

Fotografía culinaria: algunos consejos prácticos

Todos somos capaces de hacer fotos. La diferencia radica en hacer buenas fotos. Esto es lo complicado. Hay que tener cierta destreza, paciencia, una buena cámara (y saber sacarle partido) son solo algunas premisas para ser un buen fotógrafo.

También es cierto que a la hora de hacer una foto toma una gran importancia aquello que tenemos delante. Por eso hemos recopilado algunos tips para tomar fotos de alimentos con los que marcar la diferencia. Siguiendo los consejos de un experto fotógrafo de alimentos como José Salto hemos elaborado la siguiente guía de consejos prácticos:

tips de fotografia culinaria
La fotografía gastronómica es todo un arte en sí mismo.

La iluminación en la fotografía gastronómica

Es el elemento fundamental a la hora de tomar una buena foto. De ella va a depender todo. El principal consejo es que utilices la luz natural siempre que puedas. Si eres un fotógrafo experto quizás puedas manejarte con diferentes tipos de iluminación y sacarle mucho más partido. Pero para los más novatos la luz natural siempre resultará la mejor. Además intenta evitar la mezcla de diferentes tipos de luz (luz artificial con luz natural por ejemplo).

Evita el flash

Como consecuencia del primer consejo viene el segundo. El uso del flash se suele utilizar cuándo hay una deficiencia en la iluminación. Por eso mejor evitar esa deficiencia acudiendo a la luz natural.

La iluminación lateral, una opción interesante

Uno de los trucos para fotografiar comida más utilizado es el de apostar por la luz lateral. Suele ofrecer un juego de luces y sombras en los alimentos que le otorga como más personalidad, más dramatismo a la escena.

Lo importante está en el plato

Un error a evitar es utilizar platos, utensilios o manteles demasiado llamativos. Lo realmente importante es la comida. Nada debe distraernos de ella. Utiliza fondos simples y platos de un solo color. Evitarás distraer la atención. Una opción interesante es utilizar fondos que contrasten con la comida. Es más arriesgado pero siempre se puede probar.

Haz muchas fotos

Seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado por qué los fotógrafos profesionales hacen tantas fotos. Pues simplemente por cuestión de probabilidad. Es más fácil encontrar una buena foto entre 100 que entre 10. Haz muchas fotos y desde diferentes ángulos. Y lógicamente elige la mejor o las mejores imágenes.

La comida recién hecha mejor

Otro error que deberíamos evitar a toda costa es hacer las fotos tiempo después de haber cocinado un plato. Cuándo más vistosa está una comida es recién hecha. Incluso hay quien recomienda cocinar poco la comida para sacar buenas fotos de comida. El color de las verduras y la carne es más llamativo en estos casos. Para ello ten preparado todo antes de cocinar. De esta forma luego será todo mucho más fácil.

Los ingredientes son importantes

Normalmente muchas de las imágenes gastronómicas que vemos van acompañadas de los ingredientes. Es importante captar todos o la mayor parte de ingredientes de los cuales se compone una comida. El detalle juega un papel muy destacado en estos casos. Enriquecerá la foto. En el caso de querer fotografiar bebidas puedes apostar por sacar una toma del líquido en movimiento. Puede ser echando el vino en la copa.

Ahora seguro que verás la comida y la fotografía gastronómica de otra forma.


Compartir

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Fotografía